1. Home
  2. Más
  3. deportes
  4. NADIA Y SIMONE

NADIA Y SIMONE

0
0

¿Pelé fue mejor que Diego Maradona? De haber coincidido en el tiempo, ¿Mark Spitz hubiera batido a Michael Phelps? ¿Dónde anidó el mayor talento, en Jack Nicklaus o en Tiger Woods? Con Bernard Hinault en la carretera, ¿El Caníbal Eddy Merckx se hubiera llevado 5 Tours, 5 Giros y una Vuelta? ¿La genialidad única de John McEnroe o el tenis casi perfecto de Roger Federer? ¿Steffi Graf o Serena Williams? ¿Ayrton Senna o Lewis Hamilton? ¿Carl Lewis o Usain Bolt? ¿Joe Montana o Tom Brady? ¿Michael Jordan o LeBron James? ¿Mike Hailwood o Marc Márquez?… Y así hasta dónde queramos.

 

Las comparaciones pueden resultar odiosas, por supuesto. Y más si están fuera de contexto en el tiempo, como es el caso. Pero son difícilmente eludibles. Aunque sea solo para fantasear. Porque, a ver, ¿cuántas personas habrán soñado en alguna ocasión con ver juntos en un terreno de juego a las mejores versiones de Di Stéfano, Pelé, Maradona, Cruyff, Beckenbauer, Zinade, Messi y Ronaldo para ver quién es el mejor? ¿O en un mismo tartán a Owens, Hines, Lewis, Asafa Powell y Bolt luchando codo a codo por ser el más rápido en los 100 metros lisos? ¿O en un partido de dobles mixtos a Court, Laver, Navratilova y Nadal? ¿O, ya puestos, en una misma cancha a Russell, Chamberlain, Abdul-Jabbar, Bird y Magic?

 

¿Nadia Comaneci y Simone Biles?

En gimnasia, es inevitable colocar a Nadia Comaneci y Simone Biles una al lado de la otra, aunque sea solo para eso, para soñar. Ellas son los dos grandes nombres de la disciplina. Olga Kórbut, Mary Lou Retton o Katelyn Ohashi no parece que puedan tutearlas. Solo ellas dos. Comaneci (Onesti, Rumanía, 12 de noviembre de 1961), ganó nueve medallas de oro en dos ediciones de los Juegos Olímpicos (Montreal 76 y Moscú 80), de las cuales cinco fueron oros. En Montreal consiguió el primer 10 en el ejercicio de barras asimétricas, algo que nadie había conseguido con anterioridad. Por su parte, Simone Biles (Columbus, Ohio, Estados Unidos, 14 de marzo de 1997), obtuvo cuatro oros y un bronce en Río de Janeiro 2016. Pero en los dos casos, el mérito mayor, más allá de medallas, trofeos, condecoraciones o reconocimientos, es haber trascendido el mundo del deporte. La heroína rumana fue en su momento utilizada por el régimen comunista del dictador Nicolás Ceausescu para proclamar a los cuatro vientos lo bien que funcionaban las políticas deportivas del país, y gozó de una popularidad que aun perdura. La estadounidense es hoy una celebridad planetaria. Y, a sus 24 años, aun tiene carrera por delante.

 

¿Deporte? Sí, siempre. Pero no así

Ahora bien, para llegar ahí ambas han sufrido lo indecible. La gimnasia es un deporte duro entre los más duros. Exige una disciplina férrea, todos los días de la semana, durante todo el año. Supone la renuncia total a una vida normal. Es entreno, entreno y más entreno. Nunca es suficiente. Y en la cima, la presión es tan intensa, tan brutal, que no sorprende saber de deportistas que han tocado fondo, que no han podido más, que han llegado a su límite emocional. Le sucedió a Comaneci y le sucede ahora a Biles. ¿Deporte? Sí, siempre. Pero no así.

 

EL CONSEJO BASE – SOMOS DEPORTE

El otoño ya llegó, vestido de colores cálidos intensos, de tonos ocre, amarillo, marrón, naranja. Los árboles caducifolios muestran sus mejores galas cromáticas. El frío intenso aun está por llegar, pero conviene ser precavidos si salimos a practicar deporte, especialmente si lo hacemos a primeras horas de la mañana. Es época de sudaderas y chaquetas para ayudar a mantener el calor corporal. En Base.net y en todas nuestras tiendas las encontrarás todas. Hechas con material sintético o con fibras naturales, con o sin capucha, el color que más te guste. Y no te olvides de prestar atención a los calcetines, un accesorio imprescindible para hombre y mujer que proporciona calor y protección a los pies y las piernas, que pueden reducir en gran medida la aparición de formas de abrasiones en la piel, o incluso la aparición de hongos.