1. Home
  2. Somos
  3. Deporte
  4. Tokio 2020: compitiendo después de los 40

Tokio 2020: compitiendo después de los 40

0
0

Los recientes Juegos Olímpicos, los de la pandemia por Coronavirus, han sido también los de los cinco oros del nadador estadounidense Caeleb Drassel, los del récord olímpico en salto de pértiga del sueco Armand Duplantis o los de las tres medallas de la neerlandesa Sifan Hassan en las pruebas de medio fondo. Y los del bronce en salto de longitud de Ana Peleteiro, la gallega tutelada por el mito Iván Pedroso.

Más allá de los 40

Pero también han sido los Juegos Olímpicos de una generación privilegiada que ha alargado su trayectoria hasta más allá de los cuarenta años, algo muy poco común en la élite del deporte. Han sido los JJOO de Pau Gasol y Laia Palau (baloncesto), Alejandro Valverde (ciclismo), Dani López Pinedo (waterpolo), Silvia Navarro y Raúl Entrerríos (balonmano). Y los de Jesús Ángel García Bragado que, a sus 51 años, ha sumado su octava participación en unos Juegos Olímpicos, más que nadie en la historia del atletismo.

Pau Gasol

Lo de Pau Gasol (41) ha sido uno de los casos que más atención ha acaparado. Pieza fundamental de los anillos cosechados por Los Angeles Lakers en 2009 y 2010 y referente absoluto en España durante dos décadas, no le importó regresar a la ACB en las postrimerías de su carrera para preparar a sus quintas y últimas olimpiadas. Y lo hizo sabiendo que el juego del combinado nacional no giraría a su alrededor como antaño. Pero no le importó. Su amor por el baloncesto y su tremendo afán competitivo estuvieron por encima de cualquier otra consideración. El problema viene ahora. Para él y para todos los aficionados a la canasta, porque ha anunciado que ya no competirá más con la selección. Tendremos que ver cómo nos las apañamos para llenar ese vacío que nos deja. Y no será nada fácil, por mucho que detrás venga empujando una generación que apunta maneras.

Alejandro Valverde

Alejandro Valverde es uno de los ciclistas más respetados del pelotón internacional. Su talento, su clase y especialmente su longevidad causan admiración allá dónde va. Cuando en 2003, Tadej Pogačar, flamante doble vencedor del Tour de Francia era un mocoso que acababa de cumplir apenas cinco años, el murciano ya subía al podio final de la Vuelta Ciclista a España. Desde entonces, la carrera deportiva del murciano ha estado plagada de victorias por todos los rincones del planeta, que culminaron con el triunfo absoluto en el Campeonato Mundial de Ciclismo en Ruta de 2018 celebrado en Innsbruck (Austria). A sus 38 años, cuando la inmensa mayoría de ciclistas han colgado para siempre el culote, tuvo los arrestos necesarios para batir en un sprint final al límite a Bardet (27), Woods (31) y Dumoulin (27). Y sigue. Tokio 2020 ha sido su última competición ligada a los cinco aros, pero seguirá compitiendo al más alto nivel en 2022. Con 42 años.

Jesús Ángel García Bragado

Aunque si hay alguien que se sale de la normalidad, que come aparte, ese es Jesús Ángel García Bragado, marchador atlético especializado en los 50 km. Debutó en los lejanos Juegos Olímpicos de Barcelona ’92 con apenas 22 años. Al año siguiente se llevó el oro en los campeonatos del mundo en Stuttgart; y en 1997 y 2001, sendos subcampeonatos (luego vendría otro, en 2009). Pero a los 35 años comenzó a sufrir problemas de cadera. Y decidió cuidarse más que nunca porque dejar de competir no era una opción para él. Se sometió a cirugías preservadoras, fue de los primeros en utilizar la cápsula termómetro y empleó viseras de tejido especial para mantener la cabeza más húmeda. Todo por la marcha, todo por el deporte, su vida. Ahora sí, a los 51 ha decidido parar, aunque seguramente se le seguirá viendo marchar por el Parque Fluvial del Besós por mucho tiempo. Porque los viejos rockeros pueden jubilarse, pero nunca mueren.

Adiós, Tokio 2020; nos vemos en París.