1. Home
  2. Todo
  3. LA LEYENDA KIPCHOGE

LA LEYENDA KIPCHOGE

0
0

31 de agosto de 2003. En el Estadio de Francia, en Saint-Denis, es noche cerrada. El silencio reina en las gradas. El Campeonato Mundial de Atletismo ha finalizado. Han sido nueve días intensos de deporte al más alto nivel. El buen sabor de boca quedará por largo tiempo. No ha habido prueba mala. En todo caso, las ha habido de muy buenas. Como la carrera de los 5.000 metros masculinos, una de las que pasarán a la historia con letras de oro.

 

Mundial de atletismo de 2003

Porque se enfrentaban dos de los colosos más grandes que había visto jamás un tartán. Hicham El Guerrouj y Kenenisa Bekele no eran nombres de relleno. Complicado decidirse por uno. La tiranía de los 1.500 contra el campeón en título de los 10.000. Un pulso por el cetro mundial del fondo. El etíope salió en tromba decidido a no dejar respiro al marroquí. Un primer kilómetro en 2:31.94 y un segundo en 5:07.27 parecían dejar la prueba vista para sentencia. Entonces tomó la cabeza el keniano Eliud Kipchoge, el plusmarquista mundial júnior, que a sus 18 años no parecía contar para nada más que para tensar la prueba en beneficio de un Bekele que volvió a tomar con fuerza la cabeza de carrera a falta de 1.400 metros para la finalización. La victoria estaba ahí. Pero a falta de dos vueltas apareció la mejor versión de El Guerruj para doblegarlo sin clemencia y marcharse hacia el triunfo. Aunque no contó que el joven Kipchoge no había llegado hasta ahí para ser un simple espectador. En la recta de meta ambos esprintaron al límite de sus fuerzas, venciendo finalmente el keniano en un disputadísimo sprint, separados por apenas 4 centésimas. Kipchoge había derrotado en toda regla a dos mitos y abría una de las páginas más gloriosas que ha dado el atletismo.

 

A ritmo de récords

A partir de 2013, Kipchoge se centró en la maratón, venciendo desde entonces en 15 de las 17 pruebas que ha disputado. Es dos veces campeón olímpico (Río 2016 y Tokio 2020) y posee el actual record mundial, conseguido el 16 de septiembre de 2018 en Berlín con un tiempo de 2:01:39. En octubre de 2019, en el Prater de Viena, logró bajar de las dos horas en una prueba de maratón, dejando el cronómetro en unos estratosféricos 1:59:40, dentro del reto «Ineos 1:59 Challenge», aunque la marca no fue homologada por la federación internacional por utilizar unas zapatillas antirreglamentarias.

 

Un atleta fuera de lo común

Su carácter se ha forjado en el espartano campamento de Kaptagat, en la altiplanicie keniana, cerca de su Eldoret natal, a más de 2.000 metros sobre el nivel de mar. Allí corre y descansa junto a un grupo de atletas de élite preparados por Patrick Sang, donde no hay distinciones, ni privilegios. Ni medallas olímpicas, ni campeones del mundo. Solo el grupo. Por encima de cualquier deidad. Kipchoge nunca demuestra debilidad mientras entrena o compite. Aprende y adquiere experiencia en cada paso, en cada zancada. La fuerza física está en su corazón, el talento está en su cabeza. Dicen quienes le conocen que es metódico y perfeccionista en extremo. Y asegura correr por sensaciones. Le guían el instinto, la capacidad de sufrimiento y la experiencia de miles de kilómetros. No analiza números ni datos y no se mide el pulso ni el lactato. Solo anota el registro de cada carrera. El resto no importa. Es Kipchoge, la leyenda.

EL CONSEJO BASE – SOMOS DEPORTE

El día 7 de noviembre tienes una cita con la maratón de Barcelona. Te la puedes perder, pero te puedes arrepentir. Porque es una de las mejores pruebas del mundo. Por su organización, por su entorno, por su recorrido. Un recorrido que te permitirá conocer y disfrutar la Sagrada Familia de Gaudí, el Nou Camp, el Arc de Triomf o el delicioso frente marítimo de la ciudad. Nada que envidiar a Tokyo, Boston, Londres, Berlín, Chicago o Nueva York. Y para disfrutarla al máximo, un imprescindible: tus zapatillas ASICS, el tipo de calzado que necesitas para alcanzar tu objetivo, con diseños específicos para largas distancias, de gran amortiguación para una pisada más suave. Aunque si finalmente decides no correr la maratón, siempre puedes optar por otros modelos de la extensa gama de ASICS, encontrarás el que más se adapte a ti. Clica aquí y sumérgete en el mundo ASICS.