1. Home
  2. Todo
  3. Entrevista a Raquel Moya, dietista en Nutridiet (2nda Parte)

Entrevista a Raquel Moya, dietista en Nutridiet (2nda Parte)

0
0

Continuación de la entrevista realizada a Raquel Moya, dietista titulada propietaria de la tienda “Nutridiet” situada en la localidad barcelonesa de Mataró (Passatge Comtes Mir i Borrell 18-20).

¿Funcionan las dietas de pérdida de peso?
Si, pero para que los resultados sean más efectivos es muy importante acompañar a la dieta de actividad física. La premisa más importante que tenemos que inculcar es que si perdemos peso rápido lo recuperaremos rápido. Hay que encontrar una respuesta adaptada para cada uno, pero no existen los milagros.

¿Por qué?
Si intentamos perder peso muy rápido perdemos masa muscular sin quemar grasa. Hay que nutrirse bien, mantener el músculo sin debilitarnos y evitar las grasas.
¿Qué destacarías en una dieta de pérdida de peso?
Sobretodo que debemos comer bien y sano. Hay que seguir las comidas sin ahorrarse ninguna. Lo que no se debe hacer es no comer un día para perder peso. El cuerpo necesita las cinco comidas al día, tres principales y dos colaciones como tentempié.

• ¿Qué nos recomiendas para cada comida?
No hay que comer mucha cantidad, pero varias veces al día; como he dicho anteriormente, para que el cuerpo no tenga un exceso de energía y lo transforme en grasa que es la principal forma de almacenaje que tiene el cuerpo. También es importante comer sin prisas.

• ¿Por qué es tan importante el tiempo en el que comemos?
Hemos de pensar que desde que el estómago le da la señal al cerebro de que estamos comiendo pasan aproximadamente 25 minutos, si comemos en menos tiempo el estómago será consciente de ello porque realizará el proceso de digestión, pero no le dará tiempo de dar el mensaje al cerebro de manera que en seguida volveremos a tener hambre; por eso si comemos muy rápido y mucha cantidad desde el primer momento vamos a mantener la sensación de hambre y vamos a comer aún más.


• ¿Y qué debemos comer en cada comida?

El desayuno es la parte esencial de nuestra dieta y va a marcar como estaremos a lo largo de día. Debe ser completo y variado. Debemos tomar algún lácteo como yogures desnatados o leche semidesnatada, un mini-bocadillo integral que puede ser de jamón dulce, fiambre de pavo, atún natural o queso fresco. Evitaremos comer habitualmente mermeladas, mieles, mantequillas o bollería industrial.

A media mañana debemos tomar alguna cosa. El cuerpo necesita nutrirse y hay quitarse la ansiedad comiendo algo tipo fruta, que será 1 o 2 piezas en función del tamaño y evitando el plátano, el aguacate, el níspero, el coco, las olivas y frutos con mucho contenido calórico. Tomar café no es malo pero no podemos pasarnos con el azúcar, ya que nos aporta calorías vacías que son aquellas que nutricionalmente sólo nos aportan calorías.
Al mediodía lo mejor son dos platos y un postre. En el primer plato debemos combinar entre verduras, pasta, legumbres y arroz. Para que una dieta sea equilibrada deberá ser variada. Es importante evitar salsas y sofritos porqué llevan grasas.

En el segundo plato debemos combinar entre carne, pescado y huevo. Como postre iría bien un yogur desnatado.

A la tarde también debemos tomar algo igual que en la media mañana. Una fruta que sería estupenda por su aporte de fibras y vitaminas; pudiendo añadir cualquier tipo de infusión que a su vez nos ayudará a disfrazar y beber más agua.

Y ya para la noche también dos platos como en la comida. Muy similar. Primero variar entre verduras con patatas hervidas u arroz, y de segundo carne o pescado. De postres como las raciones de frutas recomendadas ya se han cumplido comiéndolas entre horas, haremos un yogur desnatado.

• ¿Con toda esta planificación ya adelgazamos?
Es una buena base pero no basta. Si comemos esto y hacemos una vida nada sedentaria nos aseguraremos no engordar más, así como una buena hidratación y el aporte necesario de energía para no desfallecer. Es muy importante HACER DIETA con CABEZA y a poder ser de la mano de un profesional.

¿Y para hacer ejercicio?
Hacer ejercicio ayuda muy activamente a perder peso. Ganaremos en músculo, perderemos en grasas, cuidaremos nuestra salud y estaremos en forma. Pero si hacemos ejercicio deberemos comer más.

Será importante comer en función de cuanto ejercicio y esfuerzo vayamos a hacer. Los hidratos de carbono (pasta, cereales, azúcares…) y mucho líquido.

Hay que tener en cuenta que durante los primeros 20 minutos sólo quemaremos energías rápidas que provienen de los azúcares y que es después de ese período cuando empezaremos a quemar grasas si continuamos con el ejercicio y estamos bien alimentados. Si no estamos bien alimentados sólo deterioraremos la masa muscular.

• Existe un problema enorme para las dietas: ¿Qué hacemos cuando tenemos comilonas?
Ese es uno de los mayores desafíos cuando hacemos dieta. Pero incluso aquí tenemos estrategias a seguir. Un buen consejo es utilizar en la comida del día siguiente, si el exceso es por la noche; o en la cena si el exceso es en la comida del mediodía; alimentos diuréticos y depurativos como son la piña y el kiwi. También el hecho de hacer una merienda o una media mañana hará que nos lleguemos ni a esa comida ni a esa cena de compromiso con tanta hambre y así no comer en exceso.

También hay una técnica que funciona: comer despacio. Si vamos a algún compromiso y no comemos quedaremos mal. Lo mejor es comer lento, alargando así el acabarse el plato y no dar la sensación de que no formamos parte de la comida.

Después de la comilona también tenemos otro reto: recuperar nuestra dieta con buenos hábitos. Si lo hacemos todo no habrá ningún problema.

• Entonces para adelgazar ¿no podemos salirnos de estos parámetros?
A ver, todo depende cuándo y en qué medida. Cuando nos planteamos hacer una dieta de adelgazamiento tenemos que ser conscientes de las restricciones calóricas a las que nos vamos a someter y pensar que hemos de adquirir unos hábitos correctos y saludables para mantenerlos a lo largo de nuestra vida, manteniendo así un peso saludable. Evidentemente, es muy importante la práctica de algún deporte para metabolizar bien las grasas y activar la circulación.

Los frutos secos son alimentos muy energéticos y calóricos que llevan grasas, que aunque son beneficiosas a nivel cardiovascular y son excelentes para grandes esfuerzos físicos, hay que controlar su consumo por el gran aporte calórico que tienen.

• ¿Un último consejo para perder peso?
Hay que prestar atención a nuestros hábitos en tres sentidos: el tiempo con el que comemos, qué comemos, y el estilo de vida que mantenemos. Si conseguimos transformar los tres conseguiremos adelgazar, mantenernos y encontrarnos mejor.